Hotel Cordes sur Ciel – La Bastide de Cordes

La historia

Vindrac, un pequeño «village» cargado de historia, es uno de los sitios arqueológicos más importantes del Midi Pyrénées, confirmado por más de 7 años de excavaciones realizadas, que comienzan con el hallazgo de objetos varios, provenientes de una «Villa Gallo Romana» del siglo II.

En trabajos realizados en 1977, por L’abeé Bessou, se encontró una necrópolis completa, usada durante cuatro siglos desde el Imperio Romano hasta fines del período Merovingio (siglos V-VII), rescatándose más de cien sarcófagos y una quincena de tumbas,

Estos trabajos arqueológicos, prueban también la existencia, en la época Medieval, siglos XII y XIII, la construcción de un «Fortín», alrededor del año 1.220, dedicado a la vigilancia y protección de Cordes, en la época de su fundación.

De la vida de esa época hay múltiples vasijas, monedas, bisuterías y materiales usados en la construcción , así como los objetos que acompañaban a los sepulcros medievales, que junto a los tesoros hallados de la época «Gallo Romana y Merovingia», son en parte, expuestos en el Museo Charles Portal de Cordes.

www.musee-charles-portal.asso-web.com
www.musees-midi-pyrenees.fr/musees/musee-d-art-et-d-histoire-charles-portal

Parte viviente de esa historia, es la iglesia de San Martin, construida en el siglo XV, al estilo «gothique flamboyant meridional» y sobre los restos de una antigua iglesia románica. Destaca, su altiva torre octogonal, «le clocher», de base cuadrada y coronada  con doble hilera de ventanas abiertas. «L’eglise Saint Martin», ha sido declarada monumento histórico en 1927.

Histoire-Hotel-Vindrac-France-Eglise.pdf

www.petit-patrimoine.com/fiche-petit-patrimoine.php?id_pp=81320_2

A partir de la Edad Media, se suceden las familias nobles como: Vindrac, La Prune, Saint Felix, Clary, Imbert du Bosc, D’Ales Boscaud, Toulouse Lautrec, Tapie de Celeyran, que habitaron la región y que mantienen relación con el resto de la nobleza de la zona Albigeois.

De esas raíces, y de sus orígenes medievales, La Bastide, guarda aún tesoros, que esperan ser restaurados.

Del pasado más reciente, después de mediados del siglo XX, la antigua propiedad que fuera del vicomte D’Ales de Boscaud, conoció la gloriosa época del «Musée de Vieux Métiers et Traditions populares», donde Dolores y Francois Rouillard hicieron conocer a sus miles de visitantes las más de 5.000 piezas y objetos que representaron fielmente el «savoir faire» de antaño y que ellos coleccionaron con pasión durante muchos años de búsqueda.

Después de casi 800 años de historia, hoy, la Bastide de Cordes, recibe en su Chambre d’hôtes, a los huéspedes de todos los orígenes que desean compartir un encanto antiguo y un confort contemporáneo.